Make your own free website on Tripod.com
Torta gratinada de coco
Home | Narda en Marruecos | Narda en Japon | Entradas | Platos principales | Postres
La cocina con Narda

Torta gratinada de coco

image729.jpg

PARA LA MASA

1 y 1/2 cda. de levadura
1/2 taza de agua
1/2 taza de leche
300 g de harina
125 g de manteca
1 cda. de azúcar
Sal
1/2 naranja en zest o ralladura
1 huevo

Mezclar la levadura con el agua y dejar leudar por 10 minutos en un lugar templado. Luego agregar la leche tibia y mezclar. Aparte, procesar la harina con la manteca fría, el azúcar, las zest de naranja y la sal. Formar una corona con la mezcla en la mesada y en el centro colocar el huevo con la preparación de leche y la levadura. Incorporar todo hasta obtener una masa. Amasar más o menos 10 minutos. Colocar en un bol, tapar y dejar leudar hasta que doble su volumen.

PARA LA SALSA

400 g de leche de coco
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de Maicena

Mientras tanto hacer la salsa mezclando todos los ingredientes en una ollita, llevar a fuego medio y revolver constantemente con cuchara de madera hasta que espese y tome consistencia. Reservar tapada

PARA EL RELLENO

1/3 de taza de azúcar rubia
1/2 naranja en zest

Para preparar el relleno de la torta mezclar el azúcar con la ralladura de naranja y reservar. Para armar la torta, desgasificar la masa y estirar con un palo de amasar formando un rectángulo de 35 cm por 25 cm. En el centro del rectángulo colocar el relleno y doblar los dos extremos hacia el centro, de manera que queden tres capas, una sobre la otra. Estirar nuevamente hasta que tenga 3 mm de espesor y enrollar como si fuese un pionono, luego cortar en porciones de 1 o 2 cm de espesor y disponer dentro de un molde de teflón o enmantecado, una al lado de la otra para que queden bien juntas. Dejar leudar nuevamente hasta que doblen su volumen. Por último, colocar la salsa por encima, golpear un poco la fuente contra la mesada para que la salsa se disperse bien entre las rueditas de masa y llevar a un homo a 200 grados por 20 minutos. Servir la torta tibia o fría y preferiblemente el mismo día. Si la vamos a guardar hay que colocarla en un recipiente cerrado y mantenerla fuera de la heladera hasta un día.