Make your own free website on Tripod.com
Una reconfortante sopa de cebollas
Home | Narda en Marruecos | Narda en Japon | Entradas | Platos principales | Postres
La cocina con Narda

Una reconfortante sopa de cebollas

image3723.jpg

PRIMER PASO

4 cebollas medianas
3 cucharadas de aceite
1/2 taza de oporto
8 tazas de caldo de pollo
sal
pimienta
un bouquet garni de tomillo,
laurel y apio

Pelar y cortar las cebollas en juliana fina, colocarlas a fuego bajo con el aceite caliente en una cacerola por, aproximadamente, 20 minutos, tal vez un poco más.

Durante este proceso, mantener la cacerola semitapada.

Revolver seguido con una cuchara de madera cuidando que la cebolla no se queme y continuar hasta que tome un color bien dorado.

Hay que tener en cuenta que, cuanto más dorada esté la cebolla, más rica resultará la sopa.

Después, colocar el caldo en una ollita y conservarlo caliente hasta el momento de usar.

En ese momento, agregar oporto a la preparación y esperar a que reduzca, es decir, hasta que ya no se sienta el olor a alcohol, luego agregar el caldo caliente, salpimentar, agregar el bouquet garní y seguir cocinando durante 40 minutos más, con la cacerola semitapada.

Cuanto más prolongado sea el tiempo de cocción, la sopa de cebolla tendrá un sabor más intenso, por la concentración de los sabores de los ingredientes que la componen. Quienes prefieran que esta sopa resulte más espesa deberán tomar una cucharada de roux (la base de la salsa blanca), disolverla en un cucharón de caldo y agregarla a la preparación cuando sólo falten 10 minutos para completar la cocción.

SEGUNDO PASO

12 rodajas de baguette
2 tazas de queso gruyere rallado grueso

Colocar las rodajas de pan en una fuente térmica con aceite de oliva por encima y secarlas en el horno.

Retirarlas sin dorar demasiado. Colocar una rodaja de pan en cada bol de sopa -debe ser resistente al calor-, volcar la sopa y luego agregar otra rodaja de pan y mucho queso.

Llevar a gratinar por 10' a horno fuerte.

Si preferimos el pan más crocante, hay que gratinarlo con el queso en el horno y luego agregarlo a la sopa. En ese caso, servir directo, bien caliente.

image3724.jpg

CONSEJOS



Hay versiones de esta sopa que llevan leche o crema, el momento para agregarlas esa 10 minutos de completar la cocción final.



Hay que mantener siempre el fuego bajo.



En mi opinión, no es lo mismo utilizar puerro para hacer la sopa, ya que su sabor es más fuerte, y no se torna tan dulce cuando se dora lentamente. Se puede hacer, pero el resultado es otro.



Si no tenemos oporto, podemos utilizar vino blanco,

tinto o cualquier alcohol que tengamos a mano, no debe ser un licor demasiado dulce, por supuesto.



Con respecto al bouquet garni: es un atado de hierbas, todas dan un gran sabor y aroma. En ese caso, una hoja de laurel va a funcionar muy bien.



Para darle el toque final a esta sopa, mi papá siempre le agrega un chorrito de jerez a la hora de servirla. Esto le aporta aroma y un toque alcohólico que combina muy bien con el queso derretido.



El parmesano, el emmental, el gouda, el fontina o el más picante provolone son las variantes de queso que sugiero para reemplazar al gruyere. Lo ideal es que el queso sea semiduro.



Unas gotas de salsa inglesa cerca del final de cocción de la sopa le agregarán intensidad de sabor y color,



Vale recordar que el caldo es el alma de cualquier sopa. La

podemos hacer con calditos, y saldrá riquísima, pero.. ..si

preparamos nuestro propio caldo de pollo bien cargado de

vegetales resultará mucho, pero mucho más rica.



Si usamos para esta receta cebollas coloradas vamos a

encontrarnos con una sopa más dulce que la preparada con

cebollas blancas.



Al hacer la base de cebollas cortadas en juliana y doradas,

preparar el doble. Luego, agregar el oporto, retirar la mitad y congelar. De esta manera, nuestra apetitosa sopa de cebolla estará casi lista para la próxima vez.

image3725.jpg