Make your own free website on Tripod.com
Guisito para los primeros fríos
Home | Narda en Marruecos | Narda en Japon | Entradas | Platos principales | Postres
La cocina con Narda

Guisito para los primeros fríos

image3726.jpg

PRIMER PASO

1 zanahoria
1 cebollas
1 rama de apio
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 ramita de orégano fresco
1 cucharada de aceite de oliva o girasol
1/2 vaso de vino blanco
500 g de salchicha parrillera

Dar unos pinchazos a las salchichas y picar las verduras en cubos pequeños. Poner una cacerola de fondo grueso sobre fuego bajo. Colocar en ella las salchichas enrolladas en forma de soga. Dejar que desgrasen y se doren bien de ambos lados. Retirar.

Sacar también la grasa de la cacerola. Colocar el aceite, la cebolla, la zanahoria, el apio y las hierbas, dejar cocinar a fuego bajo hasta que empiece a dorar. En ese momento incorporar el ajo y, a los pocos segundos, el vino. Dejar que evapore casi por completo.

SEGUNDO PASO

1 pizca de aji molido
6 tomates maduros
1 cucharada de extracto de tomates
1 cucharada de azúcar
sal
pimienta

Cuando quede poco líquido en la cacerola, volver a incorporar las salchichas, con el azúcar, el extracto, los tomates, el ají molido, la sal y la pimienta. Revolver
con cuidado por unos minutos. Con la cacerola semitapada, cocinar unos 10 minutos, hasta que tome consistencia de salsa.

TERCER PASO

Cantidad necesaria de agua o caldo
250 g de fideos para guiso
Perejil picado
Cantidad necesaria de queso rallado

Mientras se va haciendo el guiso, poner a calentar el agua o caldo que se usará. Incorporar al guiso los fideos, con 2 cucharones de líquido caliente. Remover y dejar que comience a hervir lentamente. Hay que estar muy atentos para poder incorporar líquido de manera paulatina, sin que la preparación se seque y pegue, pero también cuidando de que no se pasen los fideos. Cuando le falte poco a la pasta, agregar lo que queda de caldo, remover, apagar el fuego y tapar.

Dejar reposar 5 minutos. Yo uso ese tiempo para rallar el queso que luego echaré sobre el guiso. El último toque: salpicar con perejil picado.

No hay problemas en utilizar tomates en lata o cartón para
reemplazar los naturales.

El guiso se puede enriquecer con más verduras como puerro,
verdeo, zapallo, zapallito, calabaza, batata, etc. (agregándolasa las verduras de base o a los fideos, según su textura).

Si no se tientan con las salchichas, reemplácenlas por carne, panceta o chorizo colorado.

La elección del vino blanco o tinto es absolutamente caprichosa Yo recomendé el primero, sólo porque a mí me gusta más.

Lo único importante es incorporarlo antes que al tomate en cualquiera de sus formas y esperar que evapore el alcohol.

Si se va a utilizar carne de cerdo o vacuna debemos sellarlas previamente, antes de incorporar los demás ingredientes.

Con respecto a la cantidad de líquido, no puedo ser muy específica ya que son varios los fideos guiseros factibles de ser utilizados en un guiso (dedalitos, caracolitos, etc.), y todos tienen diferentes tiempos de coccion. De
todas maneras, tengan en cuenta que al cocinarse en salsa (que es más espesa) tardarán más tiempo en absorber el líquido.

Si prefieren los sabores picantes, agréguenle al guiso un
peperoncino seco al principio de la cocción, justo cuando ponen los tomates.

Si quieren darle un toque de sabor cítrico, coloquen unas cascaritas de naranjas al principio de la cocción para que desprendan todo su sabor y aroma.

Si se va a recalentar, hacerlo a fuego bajo para que se puedan extraer todos los sabores de cada uno de los ingredientes que lo componen.

Los que prefieran agregar queso rallado, tengan en cuenta
utilizar la parte finita del rallador para que espese el guiso y se funda en forma homogénea.

Si se lo va a consum ir recién al día siguiente, es conveniente dejarlo enfriar en una fuente bien amplia, para que baje la temperatura rápido.

Para este tipo de comidas es preferible utilizar ollas con fondo grueso como las de barro o hierro, ya que distribuyen mejor el calor y permiten que la preparación tenga una cocción pareja.

Nunca utilizar ollas de uminio porque la cocción no será homogénea. Tampoco cucharas de madera para revolver: suelen transmitir sabores ajenos a la preparación.