Make your own free website on Tripod.com
Compota de frutas secas
Home | Narda en Marruecos | Narda en Japon | Entradas | Platos principales | Postres
La cocina con Narda

Compota de frutas secas

image1702.jpg

200 g de ciruelas secas
200 g de orejones secos
200 g de damascos secos
200 g de peras secas
1 limón
Cantidad necesaria de agua
2 cucharadas de azúcar

Colocar en una olla las ciruelas, los orejones, los damascos y las peras.

Cortar el limón en rodajas de 1 centímetro de ancho y ponerlo también dentro de la olla.

Luego incorporar el azúcar.

Agregar el agua a altura, es decir, que cubra la fruta y la pase por algunos centímetros.

Cocinar a fuego muy lento durante una hora y media.

En caso de que se evapore mucha agua, agregarle más, de a poco.

La compota debe quedar con un poco de líquido, pero no como una sopa.

Si se quiere hacer la compota más dulce, se debe agregar más azúcar en el momento de mezclar todas las frutas, antes de comenzar la cocción.

De esta manera, se podrá cocinar lentamente y formar el almíbar.

Una vez lista, retirar del fuego y dejar enfriar un poco.

Luego, hay que pasar la compota a un bol, si es de vidrio o acero o aluminio, mejor, ya que ayudará a que la preparación baje su temperatura más rápido.

Y llevar a la heladera tapado con film.

Por último servir en compoteras individuales con un poco del almíbar.

image1703.jpg

Al elegir la fruta seca en un comercio hay que controlar que no esté dura.

La adecuada para consumir es la que al tocarla resulta carnosa.

En el caso de que no esté lo suficientemente blanda, hay que remojarla durante, por lo menos, media hora antes de comenzar la cocción.

Si se van a usar higos, deberán emplearse enteros, ya que si estos frutos se cortan, sus semillas se van a desprender.